lunes, 23 de enero de 2012

Luxaciones

En este artículo vamos hablar sobre las luxaciones, clasificación, síntomas y más detalles de interés. Esperamos que os guste.

Definición: Desplazamiento de las estructuras óseas que forman una articulación, con la pérdida de contacto de las superficies articulares. A diferencia del esguince, no vuelve a su posición normal.
Se acompaña de lesiones en los ligamentos y la cápsula articular. Se localiza normalmente en el hombro, pero también puede afectarse el codo, la columna vertebral, la cadera, el tobillo, la mano y el pie.



Clasificación
  • Luxación parcial o luxación: la pérdida de contacto es total.
  • Luxación traumática: consecuencia de traumatismos directos o indirectos.
  • Luxación congénita: en malformaciones de los componentes articulares.


Síntomas de las luxaciones
  • Dolor intenso, que además aumentará con cualquier intento de movilizar el miembro luxado.
  • Deformidad de la zona luxada. El miembro luxado pierde su relieve y situación normales, desplazándose y localizándose en otros sitios.
  • Incapacidad de movimiento
  • Hinchazón o inflamación.
  • El 10% de las luxaciones se acompaña de fracturas, con lo que se añaden a los síntomas de la luxación los propios de la fractura.
  • Tumefacción de la zona, con la piel enrojecida y caliente.
  • Inflamación
  • Contractura muscular refleja e impotencia funcional.
  • En luxaciones de hombro y caderas: acortamiento del miembro.


Pruebas diagnósticas
  • Radiografía
  • Resonancia magnética


Tratamiento
  • Administración de analgésicos y antiinflamatorios.
  • Reducción de la luxación: manual (bajo anestesia) o quirúrgica.
  • Inmovilización externa o interna.
  • Rehabilitación.
  • Aplicación de una compresa fría para reducir la inflamación y el dolor.
  • Cirugía
  • Reducción incruenta: Maniobras suaves  haciendo penetrar la extremidad luxada por el desgarro capsular y llevándola a su lugar correcto. Después se colocará un vendaje ligero, para mantener el miembro en reposo y evitar la rigidez. Se seguirá con masaje y movilización precoz.
  •  Reducción cruenta: En las luxaciones habituales, recidivantes y aquellas que no conseguimos reducir con las maniobras anteriores. Se restituyen los extremos óseos y se sutura la cápsula articular.

Consideraciones de enfermería
  • Tener presente que toda luxación comporta un riesgo de lesión nerviosa o vascular por compresión o elongación
  • Vigilar signos que indiquen lesión neurológica (paresias o paralesis, alteraciones de la sensibilidad) o hemorragia interna.
  • Vigilar la aparición de signos vasculares o nerviosos por compresión excesiva del vendaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada