lunes, 2 de enero de 2012

Cuidados en pacientes politraumatizados

Politraumatismos: son debidos a accidentes graves. Se producen lesiones en diversos órganos y sistemas, afectando al estado general y/o constantes vitales.
Cuando atendemos a un politraumatizado hay que asegurar la vía aérea, poner collarín cervical y oxigenoterapia, o si fuese necesario RCP y desfibrilación, así como la valoración de las constantes vitales; frecuencia cardiaca y respiratoria, tensión arterial, pulsioximetría y monitorización del individuo. También valoraremos el color de la piel, relleno capilar, tamaño pupilar y su respuesta a la luz, así como el nivel de conciencia.
 

Valoración primaria el llamado ABC:


La cabeza y el cuello no deben ser hiperextendidos en un politraumatizado; la utilización de la tracción del mentón con control cervical, es la maniobra de elección para la apertura de la vía aérea. Si la vía aérea no fuese permeable se deben extraer los objetos que la obstruyan o en su defecto valorar la punción cricotiroidea. Valorar también la intubación orotraqueal si fuese necesario, y la cánula de Guedell.



Control de la Vía aérea y Cervical

Valorar la permeabilidad y estabilidad de la vía aérea. En un individuo inconsciente hay que comprobar su vía aérea, en el sujeto que tiene disminuido su nivel de conciencia puede ocurrirle la caída de la lengua hacia atrás y / o una broncoaspiración.

Canalización de una o dos vías periféricas

Vena antecubital y venas del antebrazo. Si no es posible el acceso periférico, pensar en acceso venoso central:
·         Yugular interna: para canalizarla debemos quitar el collarín cervical y movilizar el cuello.
·         Vena femoral: está lejos del corazón
·         Subclavia.
Circulación y Control de Hemorragias
La hemorragia es la principal causa de muerte tras un traumatismo. Se valoran 4 puntos
·         Nivel de Conciencia.
·         Coloración de la Piel.
·         Pulso.
·         Hemorragias.

Respiración

Se valora la correcta ventilación y el adecuado aporte de oxígeno. Buscaremos las causas que alteran la ventilación y emprenderemos las medidas adecuadas, intubación orotraqueal, drenaje torácico.

Evaluación neurológica

Ø Valorar nivel de conciencia y pupilas:
·         Valorar traumatismos craneoencefálico (TCE), facial y cervical.
·         Respuesta pupilar y movimientos oculares.
·         Escala de Glasgow.

Exposición / Control Ambiental

El paciente debe ser desnudado por completo. Teniendo en cuenta que en estos pacientes existe gran riesgo de hipotermia, debiendo tomar las medidas oportunas.


Valoración secundaria: Análisis de lesiones desde la cabeza a los pies, mediante la vista, el oído y el tacto. El examen secundario no se inicia hasta que no se haya realizado la valoración inicial y resuelto los problemas vitales. En esta fase es donde colocamos las sondas nasogástrica  y vesical.



Historia
Debemos conocer los antecedentes del paciente; patología previa, medicación habitual y última comida.
Examen Físico

·         Cabeza y cara.

·         Columna cervical y cuello.

·         Tórax y espalda.

·         Abdomen y Pelvis.

·         Periné, recto y vagina.

·         Músculo esquelético.

·         Neurológico

Monitorización

·         Frecuencia respiratoria.

·         Pulsioximetría.

·         Presión arterial.

·         Monitorización cardiaca.




El paciente politraumatizado debe ser reevaluado constantemente para asegurar que no empeoran los signos vitales evaluados inicialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada